Situaciones especiales

¿Y qué ocurre cuando las cosas no son como hemos previsto o son distintas del resto? ¿Qué pasa si espero gemelos o más? ¿O si mi bebé ha nacido antes de tiempo? ¿ O si estoy sola sin pareja ni apoyo familiar?.  ¿O tengo problemas de salud como diabetes u otros? ¿O si hace unos años me operé del pecho?

¿Es posible la lactancia en estas situaciones especiales?

¡POR SUPUESTO QUE SÍ!

Os puedo ofrecer un paquete de varias visitas que en función de cada situación oscilan entre las tres y cinco visitas. Las visitas son en  hospital / domicilio y suelen ser de unas dos o tres horas de promedio.

SI ESPERÁIS GEMELOS O MÁS:

En primer lugar felicitaros, ya que aunque os digan que es el doble de trabajo  yo os digo que es el doble(o triple) de AMOR el que vais a recibir y a dar. Por mi experiencia en atender lactancias gemelares, lo prioritario no es sólo deciros que SI es posible, sino ayudaros a ti y a tu pareja a organizaros, partiendo de  vuestra realidad y de vuestros deseos. 

Una de las visitas que considero más importante es  la  previa al parto, no sólo para conocernos, sino también para informar sobre las distintas posibilidades que se os pueden presentar: parto prematuro, parto inducido, vaginal, cesárea, saber en qué hospital vais a  dar a luz, informaros de las políticas de ese hospital en relación a la lactancia y preparar diferentes planes. Amamantar con gemelos es fisiológicamente posible, pero  hay que prepararse, conocer cómo funciona un bebé y cuál es su patrón fisiológico (tanto de alimentación, como de sueño y necesidad de contacto) las primeras semanas de vida.

Saber qué sucede, conocer bien la posición para la lactancia para las primeras tomas, (o qué hacer en caso de que no pudieran mamar los primeros días) optimizar el tiempo  y organizar la logística de cuidado y descanso de la madre es fundamental para llevarlo con placer y con alegría.

Esos son los contenidos de la primera visita (voy con un par de muñecos para explicar la posición). Las siguientes son ya con los bebés y  se centran en el momento según cómo son, cómo maman, cómo se siente la madre, el peso, la frecuencia, etc

SI TENEIS UN BEBÉ PREMATURO/ENFERMO:

Esta es una de las situaciones más angustiosas para los  padres pero lamentablemente cada vez mayor estadísticamente hablando. El bebé soñado, la vuelta a casa, tenerlo en brazos…. Todo ello no ocurre… y muchas veces además, va acompañado de un parto de urgencia.
La preocupación, la fragilidad de un bebé, de vuestro bebé chiquitín al cual muchas veces veis solo a través del cristal…  volver a casa sin él…

Los bebés prematuros no pueden en muchos casos mamar directamente ya que no tienen la madurez suficiente para succionar, así que es necesario alimentarlos de otra manera.

Padres: si estáis en esta situación, debéis saber que la leche de su madre no sólo es alimento sino medicina para él, el ORO LIQUIDO que le va a dar las mayores defensas para su situación. Así que es fundamental  establecer en las primeras semanas una buena producción de leche en la madre para poder nutrir al bebé.

Y también debéis saber que independientemente de la duración de la estancia hospitalaria,  después TODOS los bebés pueden mamar al pecho: solo necesitáis un poco de tiempo, paciencia y técnica.

¡Al igual que con los gemelos os puedo ayudar durante la estancia del bebé en el hospital y cuando el bebé ya esté en casa!

SI ERES MADRE SOLA:

¡Adelante! ¡Porque no estás sola!  Vas a poder establecer la crianza que tÚ decidas y te puedo ayudar en tus dudas y logística. Y voy a tener en cuenta tu especial situación para adaptarme a tus necesidades.

SI TIENES ENFERMEDADES MATERNAS / CIRUGÍAS MAMARIAS:

Debes saber que en función de la enfermedad o cirugía puede verse afectada la producción de leche a corto o largo plazo y  puede verse afectado el amamantamiento…  Si estás en alguna de estas situaciones, si dudas de tu producción, o si te han dicho que por tus circunstancias no puedes amamantar, consúltame.

Porque también debes saber que  muchas de estas circunstancias son subsanables con un poco de información y preparación previa antes del parto y/o seguimiento en el posparto.

Y además, aunque de manera real tu producción de leche no fuera completa, ¡te puedo ayudar a establecer una feliz lactancia mixta!

SI DESEAS RELACTAR:

Significa que en algún momento de las primeras semanas tuviste dificultades: dolor, poca ganancia de peso del bebé… e iniciaste lactancia mixta o artificial exclusiva… pero  quedó dentro de ti una sensación de tristeza por no haber podido amamantar exclusivamente… Y te encantaría que tu bebé volviera a mamar.

Así que te animo , si este es tu deseo y tu bebé lo permite, a volverlo a intentar. Con lactancia mixta es posible casi al 100% poder volver a la exclusiva materna. Con artificial depende de muchos factores: en una visita, después de haber tomado datos sobre el tiempo de amamantamiento, los meses del bebé, etc. y habiendo observado la producción de leche y si el bebé está dispuesto a mamar sin forzarlo, te diré si es posible .Yo no voy a engañarte. Pero si tu bebé quiere mamar y tú estás dispuesta  a hacerlo , yo también estoy dispuesta a ayudaros a trazar un plan paso a paso...

Y si no es posible… puedo ayudarte a criar con biberón como si criaras al pecho…

Porque lo más importante para tu bebé es la nutrición afectiva.

Haz clic aquí y mira los testimonios de las madres que he atendido. ¡Ellas hablan  por mi!